Crediautos   Pago Express

Menu

Portabilidad Financiera: ¿Es un buen momento para refinanciar mi crédito?

05 de Agosto , 2020

Poster Noticias Crediautos

Con la promulgación de la Ley de Portabilidad Financiera será más fácil la opción de refinanciamiento de tu crédito automotriz.

Justo cuando nos veíamos un poco más agobiados por las deudas y responsabilidades financieras producto de la Pandemia del Coronavirus, se abre una oportunidad para aliviar el bolsillo de las familias chilenas.

Es en este contexto donde las posibilidades de refinanciamiento de los créditos toma protagonismo debido a que puedes acceder a bajar la cuota, conseguir mejores tasas y tener ahorros sustantivos en el costo final del crédito.

Para esto, recientemente fue promulgada la nueva Ley de Portabilidad Financiera y está ad portas de entrar en vigencia en los próximos meses. El mayor beneficio es que puedes cambiarte libremente de institución financiera de una forma mucho más rápida, cómoda y con menos trámites que lo que era hasta ahora gracias a que se constituyó la figura de subrogación real de crédito.

¿Qué es la subrogación real de crédito?

Se refiere a que ahora es posible acceder a un contrato de crédito con otro proveedor, quien será el responsable de pagar la totalidad del crédito inicial y pasa a tomar el lugar jurídico del proveedor inicial incluyendo todas las garantías reales vigentes. 

La oferta de portabilidad del nuevo crédito deberá tener por objetivo principal el pago y la subrogación del crédito inicial, debe ser por el monto exacto del prepago y no es necesario contar con el consentimiento de la entidad financiera inicial.

¿En qué me beneficia la subrogación?

Con la subrogación real del crédito, ya no será necesario realizar el alzamiento de las garantías y constituir otras con el nuevo proveedor sobre el mismo bien.  Esto se traduce en una disminución de plazos para el trámite y costos asociados. En caso de refinanciamiento de créditos automotrices, el nuevo proveedor debe hacer la oferta de portabilidad, el cliente la acepta y la subrogación la realiza la nueva entidad financiera adquiriendo las mismas garantías del proveedor anterior. No hay trámites para el cliente.

¿Cómo se solicita el crédito con subrogación?

El primer paso es solicitar a tu entidad financiera actual una liquidación de deudas, donde van detallados todos los productos que tienes con ellos. El cliente puede elegir si quiere portarse con uno o más productos. Puedes enviar la liquidación a diferentes instituciones financieras y ellos te harán llegar una oferta de crédito. De esa manera podrás elegir la mejor oferta y darle aviso a tu nuevo proveedor para que proceda con todos los trámites.

Mientras esperamos que la nueva ley entre en vigencia, en Crediautos nos estamos adelantando para agilizar y hacer aún más eficientes los procesos, coordinando nuestras áreas internas y adquiriendo nuevas tecnologías para atender todos los requerimientos de portabilidad que se recibirán a partir del segundo semestre de 2020.


Noticias Recientes

2020: El año que impulsó la comprar online de autos

Leer más

Diccionario Portabilidad Financiera

Leer más

¿Qué busca la ley de portabilidad financiera?

Leer más